En la actualidad, la mayoría de las empresas obtienen bienes y servicios de fuentes de todo el mundo.

Una comunicación eficiente acelera la toma de decisiones y agiliza los procesos de abastecimiento. Con las soluciones de videoconferencias de LifeSize, esta comunicación es más sencilla, económica y no hay necesidad de viajar. 

Le invitamos a explorar cómo las videoconferencias de LifeSize le ayudarán a facilitar las revisiones de productos y ahorrar en los costes. Obtenga más información sobre las soluciones de LifeSize que le ayudarán a lograr sus objetivos empresariales.




Contacto

Aceleración de la toma de decisiones

Los especialistas de abastecimiento necesitan los mejores productos y servicios que satisfagan las necesidades de las partes interesadas; los mejores no suelen estar cerca.  Con las soluciones de videoconferencias de LifeSize, los equipos de abastecimiento pueden revisar productos de cualquier parte mediante el vídeo HD y pueden invitar a proveedores de productos a reuniones virtuales para discutir las necesidades de su empresa.

Eficiencias de costes

Incluso cuando las organizaciones tienen varias ubicaciones por todo el mundo, no siempre tienen especialistas de abastecimiento en cada ubicación.  Y de nuevo, las economías de escala se logran mejor cuando se colabora para adquirir los productos que se necesitan. Las soluciones de videoconferencias de LifeSize ofrecen a los equipos de abastecimiento ahorro real al juntarlos para colaborar y discutir sus necesidades y para realizar transacciones de compras que dan resultado para la totalidad de la organización.

Formación de equipos remotos

Los especialistas de abastecimiento no sólo son responsables de comprar productos para toda la organización, sino también de formar a todo el personal en cómo solicitar e iniciar las transacciones de compras. Con las videoconferencias de LifeSize, los especialistas de abastecimiento pueden realizar sesiones de formación remotas virtuales a través de vídeo. Así pueden revisar los procesos de compras y compartir aplicaciones para que los interlocutores puedan aprender de primera mano cómo enviar una solicitud. Las funciones de grabación permiten que los interlocutores accedan a vídeos a la carta para consultar en el futuro.