La demanda de opciones y diversidad en el aprendizaje en línea crea innovación

Ken Conn, presidente de United States Distance Learning Association
Fecha: 1 de marzo de 2018

Buenos días a todos. Bienvenidos a Lifesize Live!, el programa web en directo producido íntegramente a través de la plataforma de Lifesize.

Soy James Ofczarzak, y hoy nuestro invitado es Ken Conn, el presidente de la organización US Distance Learning Association y director de Asociaciones y colaboraciones en i2i Technologies. Muchas gracias por acompañarnos hoy, Ken. Me alegro de verte.

Sí, estoy encantado de veros, también.

Bueno, el tema de hoy es el aprendizaje a distancia y en línea y la demanda actual. Nos encanta contar contigo para ello. Quiero comenzar retrocediendo a hace unas semanas cuando nuestro director general Craig Malloy habló sobre su espera de 22 años, y en tu caso, Ken, recientemente sacaste un artículo en el blog de Lifesize donde también hablabas de una espera similar de 20 años. Dijiste: "Casi 20 años después, me complace decir que las videoconferencias finalmente han cumplido su promesa de hace dos décadas". Entonces, Ken, ¿dónde estabas hace 20 años, y cuál fue esa promesa que se hizo?

Bueno, lo creáis o no, en agosto hará 20 años que comencé a enseñar quinto grado en un distrito escolar en las afueras de Houston, Texas. Entonces yo era un maestro de quinto grado. Esto fue en 1998. Si te pones a pensar en cómo era la vida en 1998, en mi casa, como nuevo maestro, fue la época en que la tecnología comenzó a aparecer en el aula. Suponía un gran problema que cada clase tuviese un ordenador y un televisor que pudiéramos conectar con el ordenador, y que se iniciara el correo electrónico, así que ese era el momento en que la tecnología educativa comenzaba a introducirse en el aula. Aunque era un maestro joven, esa parte era completamente nueva para mí. Realicé muchas clases de desarrollo profesional relacionadas con esta tecnología, y me convertí en la persona de facto a la que recurrir para hacer búsquedas en Internet y cómo usar todos los distintos productos tecnológicos. Y la promesa fue que esta tecnología educativa nos ayudaría a mejorar el aprendizaje y la relación con nuestros estudiantes. La parte complicada fue hacer que todo funcionara.

Claro, desde luego. Cuéntame más. ¿Puedes hablar específicamente sobre cuál fue tu función en ese proceso? Dijiste que eras maestro; pero, de alguna manera, ¿también te convertiste en un genio en tecnología por defecto?

Exacto. Entonces, ya sabes, no soy un tipo de dispositivo, naturalmente. Realmente veo la tecnología como una herramienta para hacer las cosas, así que ser quien aprendía y al que acudían para pedir información tecnológica me hizo sumergirme en ella. Empecé a usar muchos elementos diferentes en el aula: cámaras de documentos, CD-ROM, etc. Así que pasé a enseñar sexto grado, y estos muchachos estaban trabajando en este aula al final del pasillo. Fui a echar un vistazo, y fue como "¡Guau! ¿Qué es esto?". Había cámaras allí y una gran pizarra interactiva con una estación de control para la sala, y esa fue mi primer contacto con la videoconferencia.

¿Y puedes hablar un poco sobre tu transición ahora como presidente de US Distance Learning Association y también sobre tu papel en i2i Technologies?

Sí, todo está en parte relacionado. Entonces, cuando aparecieron estas cosas, el distrito escolar había solicitado una subvención, había recibido la subvención y tenía una idea difusa de las clases que podíamos enseñar con ellas. Y luego comencé a preguntar cuándo iban a mostrarnos cómo usar toda esta nueva tecnología y cuándo se implementaría en el aula. Y, en ese momento, dijeron: "Estás muy entusiasmado con esto. ¿Por qué no nos ayudas a descubrir qué hacer y cómo? Y, entonces, estaba solo, tratando de descubrir qué hacer con todo ello. Fue una gran curva de aprendizaje y una gran experiencia de aprendizaje para mí. Terminamos yendo a la asociación para el aprendizaje a distancia Distance Learning Association de Texas. Ahí fue donde conocí a las personas con ideas afines que había estado buscando.

Bien, encontraste a tu tribu.

Sí, exactamente. Entonces, de inmediato vi valor en eso, me involucré en la dirección y me convertí en presidente de la asociación de Texas. Y, a través de eso, mi deseo de conectarme y colaborar realmente con otras personas fue creciendo, y la compañía que nos ayudó a poner mucha tecnología en el distrito escolar me pidió que trabajara con ellos y ayudara a implementar lo que estaba haciendo en otros distritos escolares y con otras personas. Así empecé a centrarme más en el lado corporativo de las cosas y a trabajar en esa área. Después, me metí en la organización USDLA a través de mi trabajo de Texas. La empresa en la que trabajaba hizo algunos vídeos de comunicación, pero una pequeña parte, así que cuando tuve la oportunidad de unirme a i2i Technologies, quien se enfoca en esa parte de la comunicación y la colaboración en vídeo, decidí que era lo que necesitaba. Descubrí que esto era realmente lo que me apasionaba y en lo que mejor podía ayudar a las personas.

Impresionante. ¿Puedes hablar sobre la demanda actual que estás viendo en general, la demanda de aprendizaje a distancia y el tipo de vídeo en general?

Bien. Volviendo al principio de esa promesa, estaba diciendo que se prometía mejorar el aprendizaje para todos y hacer que los estudiantes participaran más. Creo que era una promesa muy difícil de cumplir, porque a menudo estábamos tan concentrados en hacer que la tecnología funcionara, que, a veces, la razón por la que lo hacíamos se perdía. A veces, cuando mirábamos las cosas, casi teníamos que realizar ingeniería inversa: teníamos esta tecnología y debíamos descubrir cómo ayudar a las personas a aprender con ella. Pero, ahora, la tecnología finalmente se ha puesto al día. Es muy fácil de usar. No es que alguien haya tomado todas estas clases y cursos para aprender a usarlo o que necesite un ejército de personas para ayudarte a hacerlo. Entonces creo que las cosas que podemos hacer en nuestras vidas personales ayudaron a impulsar nuestros entornos de aprendizaje y nuestros negocios. Es como "Puedo hacer esto en casa. Puedo conectar mi vídeo a mi familia que se encuentra en otro lugar, ¿verdad? ¿Por qué no puedo hacer esto en mi entorno de aprendizaje? ¿Por qué no puedo hacer esto en el trabajo? Solo porque no puedo estar en este lugar, ¿por qué tiene que ser una razón por la que no puedo hacerlo?". Y creo que eso ha impulsado la demanda de esos entornos de aprendizaje. Además, ahora estamos en este lugar donde podemos tener lo mejor de ambos mundos: podemos elegir cuándo es apropiado tener un entorno asincrónico y hacer las cosas en línea a nuestro propio ritmo y cuándo es más apropiado conectarse a través de un vídeo en tiempo real para tener una conversación rápida sobre algo o para ayudar a procesar nuestra comprensión.

Ajam. Ken, ¿hay un momento específico en tu carrera en el que te das cuenta de que te dedicas a esto por algo?

Sí, bueno, ha habido muchos momentos en los que he visto a otras personas sorprenderse por lo que hacemos y que me han emocionado. Sin embargo, el único momento específico que recuerdo, y era cuando las cosas eran difíciles, fue cuando tuvimos un programa que hicimos en el distrito escolar donde conectamos a los estudiantes de un centro de aprendizaje alternativo con su campus para recibir parte del mérito de clase que, de otra manera, no podían conseguir. Entonces tuvimos un maestro y un alumno que no querían participar realmente en este programa. Tuve que ponerme a dar un gran discurso explicando lo genial que iba a ser. Puse el equipo en el aula del profesor y, cuando vio a los alumnos en la pantalla, en cinco minutos fue como si estuviéramos todos en el mismo espacio, solo enfocados en el contenido. La tecnología simplemente se fundió en el fondo. Y fue entonces cuando me di cuenta de que esta tecnología valía todos los dolores de cabeza y el trabajo de preparación. Avancemos hasta el día de hoy, y esas cosas casi han desaparecido por completo. Realmente puedes concentrarte en tus objetivos y conectar la tecnología que te ayuda a transmitir el mensaje.

Bien, excelente. Bueno, gracias por compartir eso. Sabía que eras un apasionado de todo esto y he estado avisando a todo el mundo de que nos vieran hoy. Nunca había visto a nadie tan entusiasmado con el video, y realmente aprecio que nos dediques tu tiempo para compartirlo con nosotros. Muchas gracias, Ken. Apreciamos todo lo que haces.

Y, para todos en casa, solo recordaros que Lifesize Live! es todos los martes y jueves a las 11 de la mañana. El próximo martes tendremos a Michael Helmbrecht, el director de productos de Lifesize, que hablará sobre cómo manejar el caos del vídeo dentro del entorno corporativo. Así que esperamos que asistáis. Y, de nuevo, gracias, Ken, por tu participación hoy. Que tengáis un gran día.

¿Necesita más ayuda?
Póngase en contacto con uno de nuestros representantes de ventas locales.