Guía de un director ejecutivo para lograr el equilibrio entre trabajo y vida

Craig Malloy, director general, Lifesize
Fecha: 20 de marzo de 2018

Hola a todos, y bienvenidos a Lifesize Live, el programa web en directo producido íntegramente a través de la plataforma de Lifesize.

Soy Julian Fields, presentador, y hoy nos acompaña, por demanda popular, Craig Malloy en la segunda ronda.

Hola, Julian.

Bienvenido de nuevo.

¡Gracias! Me alegra estar aquí.

Entonces, hoy hablaremos de la conciliación entre la vida laboral y la personal. Pensamos: "Entre las personas más conocidas por conciliar la vida laboral y la personal, ¿quién mejor que el director general para hablar sobre ello?".

A veces no consiguen conciliar el trabajo y la vida personal, y eso también es un problema.

Bueno, consigues conciliar el trabajo y la vida personal y, después, puedes extraer buena información de ello. Entonces, ¿qué importancia tiene la conciliación del trabajo y la vida personal?

Creo que es increíblemente importante. En mi caso, y supongo que en el de muchos directores, estás pensando en el trabajo todo el tiempo. Si estoy despierto y no estoy jugando con mis hijos o haciendo algo con mi familia, estoy pensando en el trabajo. Me estoy duchando y estoy pensando en el trabajo. Estoy montando en bicicleta y estoy pensando en el trabajo. Voy a nadar y estoy pensando en el trabajo. No se trata solo de estar presente, sino de desconectar tu mente para forzarte a no pensar en el trabajo y estar presente para tu familia. Eso es probablemente lo más importante, no solo la presencia física, sino la presencia mental, y es algo difícil de hacer. No soy perfecto en eso, pero con 35 años de experiencia, creo que estoy encontrando lo que funciona para mí y lo que funciona para mi familia.

Bueno, es interesante que digas que piensas en el trabajo en la ducha de forma involuntaria. Creo que también influye mucho en la creatividad. Probablemente, hay ocasiones en que te inundas de creatividad cuando no estás necesariamente frente al ordenador, pensando: "¿En qué necesito trabajar ahora?".

Bueno, la semana pasada durante mis vacaciones, estábamos en México en Punta Mita, y disfrutábamos de una casa con vistas a la playa. Mi familia fue a la playa para que yo pudiera hacer un par de cosas del trabajo, y tienes razón: cuando estás allí y no estás en la oficina, puedes pensar de forma más creativa. No estás viendo a todos tus compañeros de trabajo en la oficina, que te recuerdan tareas específicas que tienes que hacer. Cambiar de aires te permite tomar un descanso y dar un paso atrás. Recuerdo haber pensado: "Vaya, debería irme solo y pensar un poco más sobre el tema con más creatividad".

De acuerdo. Bueno, creo que eso nos lleva a un tema de interés para la conciliación de la vida laboral y la personal: las vacaciones. ¿Qué cosas durante las vacaciones te permiten conciliar la vida laboral y la personal?

Bueno, creo que todo el mundo tiene que encontrar su propio camino que funcione específicamente para sí mismo. Para mí, soy madrugador, así que por lo general me levanto temprano, preparo un café y, si estamos en un lugar agradable, me siento afuera y reviso mi correo electrónico durante aproximadamente media hora y trabajo un poco. Me encargo de las cosas que tenía en mente y, para cuando mi familia se despierta, he terminado. Estoy casi listo para el día a menos que surja algo urgente o que alguien me llame o envíe un mensaje; pero generalmente no reviso mi correo electrónico hasta el día siguiente. De esa manera, siento que estoy al día de mi trabajo y no me encuentro tan rezagado cuando regreso o siento que me estoy perdiendo algo importante. Puedo descansar en paz e irme y disfrutar de mi día de vacaciones. Hago eso prácticamente todos los días; reviso todo durante media hora más o menos. Intento no programar reuniones en vacaciones, a menos que sea algo muy importante como una convocatoria de recaudación de fondos o un inversor o algún problema urgente con los clientes. Así que lo que hago es intentar verificar un poco que todo está bien y, después, me desconecto del trabajo durante el resto del día.

Y, de esa manera, estás al corriente del trabajo y, para cuando estás practicando kitesurf y te pones a pensar, quizás te vienen ideas y cosas por el estilo.

En realidad, me va más el surf que el kitesurf.

Ajam. ¿Lo pasaste bien?

Sí, genial. Me vino genial.

Bueno, ¿qué tal la otra cara de las vacaciones? Tienes que viajar por trabajo, y obviamente bastante. Parece que, cuanto más alto es el cargo, más viajes tienes que hacer.

Bueno, para mí, mi empresa es una empresa de comunicación por vídeo, así que puedo comunicarme y hacer mil cosas a través de la pantalla, pero es verdad que a veces es necesaria la presencia. Cuando viajo por trabajo, estoy todo el tiempo ocupado. Si estoy sentado en un aeropuerto, en un hotel o incluso en un avión (que ahora tienen Wi-Fi), puedo hacer un montón de cosas, así que me encuentro bastante conectado todo el tiempo. Siempre trato de mantener el contacto con mi esposa y mis hijos a diario e incluso varias veces al día a través de un mensaje, un vídeo o algo por la noche. Viajar por trabajo supone esta conectado todo el tiempo. Otro punto es cómo incorporar a tu rutina diaria la conciliación entre la vida laboral y la personal. ¿Dejas el teléfono al lado de la cama y lo primero que haces al despertarte es revisar el correo electrónico? Yo dejo el teléfono en la cocina a propósito.

Parece un buen consejo.

Nunca lo llevo a la habitación ni a la planta de arriba. No miro el correo electrónico hasta que empiezo a trabajar por la mañana. Cuando estoy en casa por las mañanas, solo quiero despertarme, ver a mis hijos, leer las noticias y desayunar. No quiero estar constantemente bombardeado con el trabajo; disponer de tiempo personal por la mañana te despeja la mente. En concreto, me gusta leer las noticias, como las noticias económicas, financieras, internacionales y varias fuentes diferentes cuando desayuno, porque normalmente, en el verano, mis hijos aún están durmiendo y durante el año escolar están a la escuela.

Entonces, la clave es trabajar mientras los niños duermen.

Sí. Trabaja mientras los niños están dormidos y nunca te meterás en problemas.

Eso es.

De hecho, conozco a compañeros a los que sus parejas guardan sus teléfonos en la caja fuerte de la habitación del hotel para que no puedan cogerlos y así tener el tema controlado. Así que trato de mantenerme alejado de mi teléfono cuando estoy en casa y luego, durante la semana, siempre cenamos juntos en familia, así que intento llegar a casa alrededor de las 6 o 6:30 como máximo.

Eso si no cuentas con el tráfico.

Y es por eso que no vivo tan lejos. Hay una razón por la cual la oficina se encuentra en esta ubicación.

Consejo número dos, vive más cerca de la oficina.

Trabajé en empleos donde tenía una hora y media de ida y vuelta en ambos sentidos, y eso es miserable. Pierdes tres horas de tu día, es terrible, no vale la pena. Así que, por la mañana, tengo un viaje de siete minutos y en la tarde un viaje de 12 minutos.

Una cosa de la que hablamos en las videoconferencias es contrarrestar ese desplazamiento para poder trabajar desde casa a primera hora del día y no tener tráfico alguno.

Exactamente, y probablemente te sientas totalmente productivo. Esa es una buena manera de hacerlo. Y, cuando llego a casa, intento hacer todo lo previsto y, después, a menos que haya una emergencia, no miro el correo electrónico ni el teléfono hasta la mañana siguiente. Necesito ese tiempo desconectado. Lo necesito. Como director, si termino la cena y llevo a mis hijos a la cama a las nueve de la noche, no puedo conectarme y ponerme a enviar correos al personal.

Si me envías un correo electrónico, te responderé.

Sí, porque entonces toda la compañía está trabajando a las nueve de la noche y eso no es bueno para nadie.

Así que estableces las expectativas de esa manera.

Exacto. Porque creo que no solo es saludable para mí, sino que marca la pauta para toda la compañía. Ahora bien, hay momentos en que tenemos cosas en marcha, uno de nuestros servidores falla, tenemos algún problema con los clientes... Entonces sí que tienes que cumplir con tu obligación y actuar. Sin embargo, en un día normal de trabajo, intento desconectar cuando llego a casa. Mis hijos se clasifican por edad en dos grupos: tengo tres hijos mayores que tienen 24, 27, 29, y luego tengo dos menores que tienen 12 y 10 años. Y no estoy diciendo que no haya hecho las cosas lo mejor que podía, pero creo que probablemente no estaba tan presente como podría haber estado con mis hijos mayores. Era más joven en mi carrera y trabajaba muchísimo, y no me di cuenta de lo rápido que crecen los niños. Con los dos más jóvenes, procuro estar mucho más presente. Debido a que los niños crecen tan rápido, quiero estar ahí; no quiero perdérmelo. Para ellos es importante que esté ahí presente y ser un buen padre, y es importante que no me pierda esa experiencia. Creo que estoy más en sintonía con la conciliación de mi vida laboral y personal ahora en los últimos 10 años que de lo que probablemente estuve en los 20 años anteriores.

Interesante. Bien, sé que se nos está acabando el tiempo, y quería que tuvieras unos minutos para despedirte transmitiendo tu sabiduría a los incipientes emprendedores cuando se trata de conciliar la vida laboral y la personal.

Sí, solo quiero decir dos cosas: pareja feliz, vida feliz. Seguro que lo habéis escuchado alguna vez, y es cierto. Y tus hijos crecen más rápido de lo que crees, así que debes estar presente.

Tengo uno de solo un mes. Y no veas lo rápido que crece. Así que es verdad.

Seguirá así y se irán a la universidad. Procura estar siempre presente.

Bueno, Craig, muchas gracias por regresar y unirte a nosotros en la segunda ronda.

De nada.

Tendré que volver a los libros para otro tema.

Gracias, Julian.

Si alguien tiene alguna pregunta, que no dude en compartirla con nosotros en @lifesizeHD a través de Twitter, Instagram, Facebook, y estaremos encantados de responderlas. De todos modos, gracias a todos por uniros al programa. Nos vemos en el próximo.

¿Necesita más ayuda?
Póngase en contacto con uno de nuestros representantes de ventas locales.