Gestionar empleados a distancia como empleado remoto

Tim Maloney, vicepresidente de Canales de ventas globales de Lifesize
Fecha: Martes, 27 de marzo de 2018

Hola a todos, y bienvenidos a Lifesize Live!, el programa web en directo semanal producido en el estudio de Lifesize.

Soy Julian Fields, vuestro presentador, y hoy me acompaña Tim Maloney, vicepresidente sénior de canales globales, que está aquí hoy para hablar sobre la administración de empleados a distancia siendo un empleado a distancia. Tim, bienvenido al programa.

Gracias, Julian. Me alegra estar aquí. Gracias por recibirme.

Por supuesto que sí. Y gracias por unirte al programa desde tu oficina a distancia.

Así es. Mi búnker de batalla, como yo lo llamo. Trabajo desde Chicago y no en nuestra sede corporativa en Texas.

Exacto. ¿Y cuánto tiempo llevas trabajando a distancia?

Otra forma de verlo es contando las veces que he tenido que trabajar en la oficina, que han sido dos veces. Por lo que, básicamente, durante mis veintitantos años laborales, siempre he trabajado y he dirigido equipos a distancia.

Muy interesante. Entonces, imagino que podrás compartir con nosotros bastantes consejos.

Sí, y muchos de ellos los he aprendido a base de prueba y error. Anoté varias cosas cuando hablamos sobre el tema y sobre la importancia de trabajar a distancia, sobre cómo administrar a los empleados a distancia y sobre cómo administrar a los empleados a distancia cuando nosotros mismos trabajamos así. Creo que hay cuatro aspectos que las empresas olvidan o trampas en las que caen cuando hablan sobre sus empleados a distancia. El primero, Julian, es que los empleados a distancia también son personas. Y sé que suena tonto pero, debido a su lejanía y a la falta de conexión, las empresas pasan de decir: "Oh, hola, ese es Fulanito" a "Oh, hola, ese es el de Galicia" o "Esa chica es sevillana". Pasa y mucho. Dejas de humanizarlos y casi hablas de ellos como activos, lo que podría ser algo bastante negativo. Creo que lo segundo sería que a estas personas se les pasa por alto fácilmente. Por ejemplo, cuando personas que no trabajan desde la oficina reciben correos electrónicos como "Este martes celebramos Carnaval en la oficina, venid disfrazados" o "Recordad que el viernes comemos juntos al salir". Nadie quiere saber lo bien que se lo pasan los demás en la oficina mientras tú estás trabajando duro y no puedes participar. Las empresas los olvidan y los pasan por alto simplemente porque no están físicamente cerca. De esta forma, estas personas se sienten más alejadas del grupo. Es como si te encuentras entre dos elementos de física. Las cosas pasan más deprisa cuando estás en el límite. Esta es tu sede y estos son tus empleados; cuando tu sede se mueve, todo ocurre más rápido en los límites.

Correcto.

Claro, debes ser consciente de eso: de las conversaciones que suceden en el pasillo en las que ellos no participan y de las decisiones de las que no forman parte. Las cosas siempre parecen estar sucediendo más rápido cuando estás más lejos. Esa es la evolución, es movimiento y perspectiva. Las cosas suceden más rápido cuando estás al límite, y los empleados que están lejos están al límite. Creo que el otro aspecto es la onda, el crecimiento de la amplitud; cuanto más lejos estás del centro, mayor es el impacto. Una pequeña conmoción en la sede supone un tsunami cuando llega a algunos de mis empleados a distancia. No formaron parte del proceso de decisión; ellos no están allí todos los días. Es por ello que estas personas a veces se consideran un activo y se pasan por alto, y la física natural de las cosas sucede más rápidamente en el límite y la distancia entre el empleado y el jefe aumenta. Entonces, se producen todo tipo de dificultades si no conoces a tus empleados a distancia.

Mi primer trabajo en una universidad fue a distancia. Por lo que todo lo que dices ya me suena. Como era mi primer trabajo, todo era nuevo para mí y no participaba en muchas reuniones, simplemente completaba las tareas que me asignaban. Al vivir solo y trabajar a distancia, había días en que eran las cinco en punto y no había pronunciado una sola palabra en todo el día. Bueno, creo que has resaltado los aspectos negativos de la reclusión de trabajar desde casa.

Así es. Y recuerda, al final del día, hemos contratado a estas personas por una razón. Querías que formaran parte de tu equipo. Pero, luego, ¿cómo hay que actuar? Y así es cómo se establece la relación. "¿Quién eres?" Es bueno tener cosas y carteles de motivación en la pared, pero ¿realmente sigues esos valores? ¿Tratas a las personas por igual y entiendes que las personas que no están en ese edificio tienen necesidades diferentes? Es solitario. Luchan contra la percepción de que "Oye, estás en casa, te despiertas y te pones a trabajar, no tienes que trabajar como el resto de nosotros", cuando en realidad contrataste a esa persona para que trabajase a distancia. Esas son solo excusas. Las personas que trabajan a distancia se enfrentan a diferentes desafíos. En mi puesto, soy afortunado de tener un ecosistema mundial de socios maravillosos a quienes visito y hablamos de negocios. Algunas veces, intentamos que nuestros trabajadores a distancia acudan a la oficina y se encuentren, lo cual resulta un acontecimiento positivo y familiar, pero hay momentos como: "Bueno, tengo que irme ya. Debo dejar la oficina para volver a mi rutina a distancia". Y resulta duro si dependes solo de estos encuentros.

Sí, si es tu único punto de contacto, exactamente. Si solo se reúnen una vez al año, se convierte en una gran celebración, pero realmente se pierden esa relación progresiva entre compañeros.

Exactamente. El correo electrónico es el peor punto de enlace, no transmite el tono o los matices. No sabes si esa persona está haciendo una broma o hablando en serio. Tengo un colega en Alemania que me envía correos electrónicos enteros en mayúsculas todo el tiempo, y eso es algo cultural. Él no me grita pero, si no lo sabes, te puedes sentir incómodo y pasar al siguiente método de comunicación menos desfavorable: el teléfono. Al menos puedo oírte, pero cuando hablo con mis empleados a distancia, les cuesta entender; ¿son personas obedientes o contestan por defecto "sí"? ¿Están de acuerdo, o están teniendo un problema y no puedes verlo? Todo lo que puedes hacer es escuchar. Por lo tanto, resulta más favorable que el correo electrónico, pero sigues sin poder entablar una relación con ellos.

Creo que lo dice todo. Si estoy trabajando contigo y tú eres mi jefe, solo puedo conocer una parte de tu personalidad mediante este medio. Así que, de esa manera, si surgiera algo, algún problema, podría mirarte cara a cara. Podríamos trabajar en algo juntos. Simplemente hace que sea mucho más fácil resolver y superar los problemas.

¿Es el trabajo adecuado? Así es cómo empiezan los problemas en las organizaciones. Independientemente de quién sea, es esa falta de comunicación la que necesitamos corregir, conceptos erróneos que no estaban ahí al principio. Así que, ¿cómo lo hago? Primero, debes involucrar a tu gente todo el tiempo, pero no ser un obstáculo en tu única conexión con la organización. Como jefe de trabajadores a distancia, intento que mi gente no hable solo conmigo, sino también con otras personas de la organización con quienes necesitan hablar. Somos afortunados en Lifesize porque la persona que dirige nuestro equipo de desarrollo comercial es una eminencia. Y él representa al estado de Texas en la organización de ventas internas. Entonces, una respuesta fácil para mí sería: "Anil me dijo que intentaras hacer esto". Sin embargo, prefiero contestar: "¿Por qué no llamas a Anil y le preguntas?". De esta forma, obtienes la respuesta que estás buscando y estableces más canales en la organización para los trabajadores a distancia. Se están volviendo autosuficientes porque pueden llamar a otras personas en busca de ayuda. Por lo tanto, un consejo para cualquiera que tenga empleados a distancia es que los ayuden de manera sostenible, que impulsen la conexión que desean en su empresa con empleados a distancia. Dales las herramientas para tener éxito. Estoy agradecido de poder trabajar para una compañía que me ha permitido tener esta comunicación de calidad HD para que tú y yo hoy estemos casi en la misma sala. Cuando tuve mi reunión de personal internacional, fue increíble que la gente dijera: "En realidad, todavía no te he conocido en la vida real, pero llevamos meses trabajando juntos". Somos un equipo altamente eficiente y que funciona bien. Y cuando puedes ver, puedes escuchar. Tengo equipos en Singapur, en Alemania, en Brasil, en cualquier lugar. Y, ya sea que se trate de idioma, cultura, discusiones difíciles o incluso solo de volver a conectar, este enfoque visual es lo que mejora en gran medida esa relación. No dudamos en proporcionar a los empleados a distancia las herramientas que necesitan. Es importante considerar en primer lugar por qué contrataste a estos empleados a distancia, y resulta muy útil proporcionarles una solución viable para que conecten entre ellos y puedan beneficiar todo lo posible a la compañía. Si no puedes o no quieres proporcionar a tu equipo las herramientas que necesita, entonces no debes contratarlos en principio. La solución de Lifesize es una herramienta increíble que me ha permitido trabajar con equipos a distancia como nunca antes.

Ha cambiado completamente todo.

Formamos un equipo y lo enseñamos. Desarrollamos un programa global de socios y un programa de fijación de precios global. Hemos contratado a personas y lo hemos hecho a distancia porque contamos con una organización bien conectada que se comunica eficazmente a través de este tipo de herramientas de colaboración. Por lo tanto, considero que estos empleados son importantes, los contraté por una razón, pero es importante equiparlos para que hagan las cosas que deseas y tratarlos como a todos, ¿no? Algunas organizaciones que no invierten en sus empleados a distancia, que no les proporcionan las herramientas que necesitan y que no los tratan de la misma manera, se sorprenden de que estos empleados a distancia no tengan un alto nivel. Estas son las duras lecciones que aprendí durante veinte años trabajando a distancia.

Bueno, Tim, te agradezco mucho por unirte hoy y por compartir tu sabiduría con nosotros. Hemos recibido un par de preguntas durante la transmisión, así que me comunicaré contigo y redactaremos un blog para responder a esas preguntas.

Perfecto, genial, Julian, y muchas gracias por invitarme hoy.

Sí, y de nuevo, muchas gracias por unirte; y para todos los que también nos acompañan en la distancia, gracias por sintonizar en directo y nos vemos la próxima vez.

¿Necesita más ayuda?
Póngase en contacto con uno de nuestros representantes de ventas locales.