Preguntas y respuestas con el director de marketing de Return Path

Una empresa de soluciones de datos globales explica cómo Lifesize facilita y acelera la colaboración en toda la empresa

"Estamos centrados en acelerar el ritmo al cual colaboramos y hemos introducido el vídeo como parte fundamental de nuestra forma de funcionar. Se ha convertido en la savia que alimenta nuestro trabajo".

Return Path, un proveedor global de soluciones de datos que ayuda a empresas punteras internacionales a difundir y promocionar sus marcas, cuenta con cerca de 500 empleados en 13 oficinas repartidas por todo el mundo. Scott Roth es su director de marketing, y cuenta con un equipo de 50 empleados repartidos en siete ubicaciones. Su red internacional les proporciona experiencia y perspectiva sobre mercados distintos, pero supone también un reto en cuanto a comunicación. Lifesize permite a Return Path afrontar el reto mediante videoconferencias de máxima calidad, gracias a las cuales su equipo puede colaborar sea cual sea su ubicación.

¿Cuál es el mayor reto al que se enfrenta actualmente Return Path?

Return Path lleva funcionando 15 años. La mayoría de las empresas, cuando llegan a su madurez, ven cómo su tasa de crecimiento se reduce, pero estamos intentando invertir esa tendencia y acelerar el crecimiento. Ofrecemos una suite de software y datos que permite a las empresas optimizar el rendimiento de sus campañas de marketing por correo electrónico, proteger sus marcas de correos electrónico fraudulentos y obtener más datos del comportamiento del consumidor. Existe una demanda muy amplia por lo que hacemos, pero nuestro verdadero desafío es: ¿cómo seguir innovando para mantener nuestra tasa de crecimiento con el tiempo?

¿Cómo están afrontando este desafío?

Para tener éxito, necesitamos colaborar y cambiar rápidamente el rumbo de nuestro equipo para responder al mercado y las demandas de nuestros clientes. Necesitamos movernos rápidamente para crear nuevos productos, implementar nuevos procesos y acceder a nuevos mercados. Queremos combinar el deseo de ser una empresa madura con una cultura de innovación que nos permita reaccionar con agilidad y capitalizar las nuevas tendencias del mercado.

¿Cómo puede ser ágil una empresa de su tamaño y su alcance global?

Estamos centrados en acelerar el ritmo al cual colaboramos y hemos introducido el vídeo como parte fundamental de nuestra forma de funcionar. Se ha convertido en la savia que alimenta nuestro trabajo.

Las conversaciones son más profundas y enriquecedoras cuando conversamos cara a cara a través del vídeo. El vídeo nos hace más responsables y garantiza que todos estamos presentes y activos en la reunión, lo cual mejora el nivel de la conversación.

Las conversaciones por vídeo, ya sea dentro de la empresa o con socios y clientes externos , te otorga la capacidad de leer el lenguaje no verbal. En las conferencias de audio, no podemos ver el lenguaje corporal ni es posible saber qué es lo que está pasando realmente en la sala. Lifesize te da la posibilidad de ver las reacciones de la gente en tiempo real: ¿recibieron el mensaje de forma positiva o negativa? ¿Parecen confundidos o están reflexionando sobre lo que he dicho? Sabiendo esto, es posible modificar el mensaje y cambiar el rumbo de tu discurso en tiempo real para tener una conversación más productiva.

¿Cómo han llevado a cabo esta idea concretamente?

Uno de los proyectos más apasionantes en los que he participado fue el relanzamiento de nuestra marca. Creamos una nueva identidad visual, una nueva mensajería y un nuevo posicionamiento para la empresa con una ayuda significativa de terceros. Para elaborar esta estrategia, colaboramos con una agencia y el vídeo fue la columna vertebral de nuestras comunicaciones. Como parte del proceso, empezamos a conocernos de forma más íntima y el vídeo les ayudó a sentirse como parte de la empresa. La comunicación a través del vídeo fue fundamental para este proyecto.

Internamente, nuestro equipo ejecutivo, repartido en cinco ubicaciones, cuenta con una sala de reuniones virtual privada donde podemos entrar en cualquier momento. Ya sea de forma programada o improvisada, nos gusta la idea de poder entrar en la sala y contactar con ellos en cualquier momento. Esta capacidad de contactar directamente por vídeo de forma rápida y fácil sin importar la ubicación o el dispositivo ha sido vital para mejorar la agilidad de la empresa. Cuando las conversaciones o las reuniones son trascendentales y críticas, lo mejor es que sea cara a cara. Si esto no es posible Lifesize es la solución más apropiada. Además, la calidad es destacable. Con Lifesize, la imagen siempre se muestra nítida y nunca se corta ni se degrada. La calidad está ahí y siempre tenemos la sensación de que estamos reunidos en persona.

¿Cómo le ha afectado el vídeo en lo personal?

He convertido el vídeo en una prioridad máxima porque soy un empleado remoto y, como se suele decir, la distancia hace el olvido. El vídeo me sirve para poner remedio a esto, lo cual me ha aportado grandes beneficios.

El vídeo es un componente esencial para comunicarme con mis colegas, mi jefe y mi equipo; todos saben que tienen la puerta abierta para conectar conmigo por vídeo en cualquier momento. Mis colegas aseguran que las conversaciones tienen ahora mayor calidad porque no existen obstáculos que nos impidan vernos cara a cara.

¿Necesita más ayuda?
Póngase en contacto con uno de nuestros representantes de ventas locales.