Considere los procesos empresariales antes de invertir en sistemas de videoconferencias

Si tiene pensado invertir en videoconferencias, piense en cómo esta tecnología puede mejorar los procesos empresariales. Considere el flujo de trabajo actual y cómo el vídeo puede agilizar la toma de decisiones, ayudarle a comunicarse con más personas, mantener motivados a los empleados, facilitar le formación con equipos diferentes, etc.